Ahora estás en la página: (es) Home > Mariahilf > Historia
Historia

Barón Marquard von Schwendi

Desde hace mucho tiempo la ciudad obispal de Passau es el principal centro religioso de Baviera y Austria. En 1611 el obispo archiduque Leopoldo trasladó de Austria a su sede la imagen de la Virgen abrazada por Niño Jesús, obra de Lucas Cranach el Viejo, uno de los pintores alemanes más célebres, probablemente creada después del año 1537.

Esa magnífica pintura despertó gran admiración del décano de la Catedral de Passau, el Barón Marquard von Schwendi, que encomendó hacer dos copias, una de las cuales fue instalada en una capilla de madera de su jardín, a los pies de la montaña Mariahilf. Después de experimentar varias apariciones de la Virgen, en el año 1622 decidió trasladar la capilla a la cima de la montaña y facilitar el acceso a la milagrosa imagen a todos los fieles. Debido a la gran afluencia de peregrinos tuvo que iniciar la construcción de la iglesia, que duró hasta 1624. Su constructor fue el maestro Francesco Garbanino, que probablemente pertenecía al círculo de artistas de Tesino que introdujeron el arte barroco en Baviera. Esa recién construida iglesia pronto se convirtió en el santuario más visitado, cuya tutela desde el año 1631 fue sostenida por los hermanos capuchinos del hospicio y convento vecino de Passau. Fueron ellos quienes convirtieron a Mariahilf en el mayor centro de peregrinación del centro y sureste de Europa. Conviene recordar aquí que la fama del monasterio se remonta a la época de las guerras turcas, cuando durante la liberación de Viena el ejército venció a las tropas turcas gracias a la mediación de la Virgen María.

Mariahilf fue parte importante del culto mariano cuyo auge se pudo observar en la época barroca. En aquel periodo aparecieron cientos de santuarios homólogos – ante todo Amberg/Oberplatz (Alto Palatinado), Innsbruck (donde se halla el original de la imagen de la Virgen pintado por Lucas Cranach), Viena y Múnich.

Pese a que la invocación « Mariahilf » (literalmente : ¡María, socorro !) fue usada sobre todo durante las guerras turcas y por el fraile capuchino Marcus Aviano que puso la batalla de Viena bajo la protección de María, la devoción a la Virgen María siempre ha sido la expresión de los problemas fundamentales de la existencia humana. Lo confirman innumerables relatos sobre los milagros, dones votivos y canciones dedicadas a la Virgen y recopiladas por el poeta mariano de la Orden Capuchina – Prokop von Templin. Esto parece explicar por qué la gente de todas las clases sociales y todos los sitios siguió peregrinando a Mariahilf hasta hace un siglo y medio, cuando la Ilustración y la secularización frenaron las peregrinaciones para luego ponerles fin.

Imagen votiva